Home Foros Foro de Aprendizaje 4 – Arquitectura, Construcción, Equipamientos y Servicios Generales / Cuidados, Apoyo Mutuo y Marco Sociosanitario Cómo dimensionar, planificar y articular los cuidados para personas Dependientes

Este debate contiene 3 respuestas, tiene 3 mensajes y lo actualizó Cristina Cuesta Lerín Cristina Cuesta Lerín hace 1 año.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1508
    Cristina Cuesta Lerín
    Cristina Cuesta Lerín
    Jefe de claves

    ¿Hasta dónde y cómo es adecuado que se aborden los cuidados en la comunidad?

    #1519

    Buenas tardes Cristina:

    El tema planteado es complejo y hay opiniones diferentes sobre la forma de enfocar la atención a la dependencia, todas respetables y por lo tanto cada proyecto senior buscará su solución. En lo que todos coincidimos es que la dependencia es una realidad y que tarde o temprano va a estar presente en nuestros espacios.

    Hay proyectos que desde un principio quieren ser finalistas (espacio para toda la vida) y otros en los que asumen que la gran dependencia no tiene cabida y por lo tanto hay que abandonar el proyecto e irse a una residendia convencional. Las dos respuestas son respetables aunque a mi entender sería un fracaso del modelo (para eso me quedo en mi casa y cuando tenga una dependencia grave se que tengo que buscar una solución por mi cuenta).

    Dentro de los proyectos que quieren ser finalistas los hay que desde su creación quieren conocer las previsiones respecto al tema de la dependencia: números de personas afectadas a lo largo de los años, número de personas por grados de dependencia (I, II y III), coste estimado, forma de hacer frente al coste estimado, quién y cómo atender a los compañeros dependientes, etc). Otros piensan que este tema no es prioritario su abordaje y que ya habrá tiempo de ir buscando las soluciones a medida que vayan apareciendo la situaciones de dependencia.

    Sobre quién y cómo atender a los compañeros dependientes en todos los proyectos se habla de la ayuda mútua pero no se concreta en lo que cada entiende por este concepto, para unos la atención ha de hacerse a través de profesionales y el acompañamiento a través de los compañeros, para otros debería hacerse mayoritariamente a través de los compañeros. La diferencia es importante y el coste económico también.

    En lo que si parece que hay unanimidad es en la aplicación del modelo de atención a la dependencia conocido como atención centrado en la persona (ACP) que proviene de los países del norte de Europa.

    En el caso de la Cooperativa Brisa del Cantábrico (Cantabria) hemos optado por resolver este dema de la siguiente manera:
    – Equilibrio de edades (14 socios de pleno derecho de cada año de nacimiento), de esta manera nunca más del 20 % serémos dependientes a la vez y esto es muy importante (fácil relevo generacional, sostenibilidad económica, y apetecibilidad para residir). Si cuando se forma el grupo todos tenemos una edad muy parecida, nos puede parecer estupendo pero a la larga es un grave problema de difícil solución.
    – Queremos saber y hemos estimado el número de personas dependientes a lo largo de los años, el número de personas por grado de dependencia, el coste económico anual, la forma de hacer frente a esos costes y donde atender a las personas dependientes.
    – Sobre la forma de afrontar el coste económico tenemos estalecido en los estatutos que el coste de la dependencia sea asumido en grupo, de forma que pague lo mismo una persona autónoma que uno dependiente (solidaridad) y además nos gustaría trabajarla la equidad, al menos lo vamos a intentar.
    – La atención a las personas dependientes lestá previsto su realización en la mayoría de los casos en las propias viviendas (nosotros las llamanos unidades habitacionales), nos estamos refiriendo a los grados I y II y las grandes dependencias (grado III) en 2 Unidades de Convivencia de 10 habitaciones individuales/unidad de convivencia, tal como se hace en los países de norte de Europa.
    – Sobre quién atiende a las personas dependientes también lo tenemos claro, serán atendidas en su casa o en las Unidades de Convivencia por profesionales y la parte afectiva (acompañamiento) por los compañeros.

    A falta de finalizar el estudio que estamos realizando sobre la dependencia estimada en nuestro proyecto (basado en los datos del Imserso), podemos adelantar que está en torno al 5 % entre las personas de 50 a 79 años (45 casos) y en torno al 32 % entre las personas de 80 y + años (18 casos). En otros proyectos que no trabajan el equilibrio de edades, los porcentajes esperados de dependencia serán superiores. También estamos trabajando la dependencia estimada en base a otras fuentes de información al objeto de contrastar los datos de los distintos estudios.Todos estos estudios se están realizando a través de grupos de trabajo formados exclusivamente por socios (el jubilado no está desposeido del conocimiento y habilidades adquiridas en su larga vida profesional).

    Saludos.

    #1538

    Observo que desde Brisas del Cantábrico han establecido un criterio para atender la dependencia solidario y teniendo en cuenta que existen servicios profesionalizados y otras necesidades que pueden y deben ofertarse desde la ayuda mutua de la misma comunidad. Creo que es correcto pensar desde el inicio de cualquier proyecto en las necesidades de dependencia existentes o sobrevenidas, pues puede sobrevenir en cualquier momento sin llegar a edades avanzadas. Defiendo proyectos abiertos a la diversidad y para poder pensar en todas las características que conlleva su atención es necesario ponerlo sobre la mesa del diálogo de la propia comunidad en sus inicios y afrontarla de forma abierta para el diseño de los proyectos de comunidad y habitacionales. Otra cuestión es la acreditación de plazas sociosanitarias que debemos ir pensando en su negociación con las administraciones públicas, pues no todas las personas de las comunidades pueden afrontar servicios privados y dependerán de los servicios de atención a la dependencia públicos. Cada comunidad autónoma establece en sus normativas de acreditación las plazas residenciales y los servicios colectivos concertados para las ayudas públicas que se rigen por una serie de requisitos exigibles para prestar el servicio. Esta cuestión también debe tenerse en cuenta a la hora del inicio de la proyección de la comunidad y necesidades habitacionales. ¿existen modelos de acreditación de plazas en espacios cohousing? Creo que Asturias ha iniciado el camino.

    #1554
    Cristina Cuesta Lerín
    Cristina Cuesta Lerín
    Jefe de claves

    Muchas gracias a los dos por las aportaciones.
    José Carlos, en este artículo que escribí a principios de año para Inforesidencias y que hemos colgado en el blog de la web, verás la referencia a la normativa Asturiana que comentas:

    ¿Se puede atender adecuadamente la Dependencia en una Vivienda Colaborativa ó Cohousing?

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado AQUÍ para responder a este debate.